Nuestro manifiesto

Publicado en 4/02/2016

“TRANSFORMANDO LA EDUCACIÓN”
Por una educación humanizada y humanizadora
LOS ABAJO FIRMANTES APOSTAMOS POR UNA EDUCACIÓN QUE:
1.- Fomente la creatividad, tanto en el niño y el joven que aprende como en el adulto que enseña. Una educación que permita y potencie  el talento creativo del niño  como motor de aprendizaje.
Una educación que busque adquirir conocimientos para saber sobre nosotros, permitiendo el desarrollo tanto intelectual como emocional y social. Para ello es necesario que el niño reciba una buena mirada del profesor, y el profesor de sus compañeros y del sistema educativo y social. Una educación que permita desarrollar tanto el saber como el ser, y que transforme en el día a día al profesor y al alumno.
2.- Una educación que reconozca su  potencial transformador. Una educación que considere  a los profesores como catalizadores de la transformación social de los niños y la transformación de la sociedad.
3.- Una educación que recupere el sentido existencial del trabajo educativo. Una educación que recupere  el entusiasmo inicial de los profesores que se pierde tras unos años de trabajo.
4.- Una educación para el desarrollo de actitudes y valores humanos, que permita la trasmisión de una cultura más cooperativa que competitiva. Que muestre referentes de humanidad en el trabajo, como guía en el aula. Que además de aprender las fechas de las guerras, aprendamos las resoluciones pacíficas y colaborativas de los conflictos. Una educación que ponga la mirada en lo trasformador de la vida, no sólo en lo destructivo.
5.- Una educación que integre los distintos niveles:  alumnos, profesores, claustro, equipo directivo, familias, instituciones sociales…,  y que éstos puedan relacionarse apoyándose, enriqueciéndose mutuamente mediante un trabajo solidario.
6.- Una educación con una metodología que ponga el foco en la relación que establece el profesor con el alumno, y  en la relación que se genera  entre los diferentes sectores educativos en general. Una educación donde se dé  la colaboración y el apoyo, en un marco de confianza y cooperación mutua. Donde puedan darse comunidades de aprendizaje. Donde podamos valorar más los procesos que los resultados. Donde la evaluación fomente el interés y la motivación del alumno. Donde los diferentes puedan ser vistos como riqueza y oportunidad de aprender nuevos estilos de trabajo. Donde aprender sea placentero. Donde los límites sean vividos como oportunidades para crecer.
7.- Una educación que ponga el acento en el vínculo entre las personas y  en la vinculación de los alumnos al sistema educativo. Donde  el proceso de vincularse al aprendizaje sea tan importante como el aprendizaje mismo. Donde la autoridad se ejerza sin imposición, y esté al servicio del alumno, como acto amoroso para que al otro pueda crecer, no como ejercicio de poder o sometimiento.
8.- Una educación que permita que los profesores participen en el diseño de programas educativos y en las leyes educativas.
9.- Una educación que promueva la existencia de un código deontológico, en el que podamos comprometernos a lo que podemos y no hacer.
10.- Una educación que rediseñe el currículo educativo en base a las necesidades y realidad de los alumnos de ahora.
Un currículo que integre lo corporal, lo emocional, lo cognitivo, lo relacional y lo espiritual. Un currículo que incluya el silencio, el trabajo de la respiración y la meditación en la práctica cotidiana. Que utilice el sistema educativo para formar personas que busquen trabajar por las personas. Una educación que permita que las personas puedan confiar en la autoridad y que un día puedan ejercer la misma  con amor y respeto a los otros. Una educación que incluya el trabajo en la resolución de conflictos, las habilidades sociales, la empatía, el aprendizaje de idiomas poniendo la mirada en lo relacional, no en la competencia entre nosotros.
Una educación que promueva una formación de profesores vivencial que pueda a su vez ser trasmitida los alumnos. Una educación que promueva la educación emocional no como un fin,  sino como un medio para acceder al SER.
Una educación que nos permita desarrollarnos como personas, conociendo nuestros límites y nuestras capacidades, y que nos ponga en contacto con el ser único que somos cada uno, con nuestra tarea única en este mundo, y que nos dé herramientas y oportunidades para desarrollarla.
Grupo: Transformando la educación. Centro de desarrollo social y personal DESPIERTA.
Contacta con nosotros:
Correo: transformandolaeducacion3@gmail.com
Centro Despierta: http://www.centrodespierta.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *